Edson Grey

Magia mental con Edson Grey

El artista lleva su 'Nada por aquí' al Café Siete

Edson Grey comienza en la farándula por pura vocación. Desde muy joven dejó sus estudios para dedicarse a los malabares y al mundo del circo aunque ahora con esto de la magia mental no descarta en volver a la universidad y estudiar psicología, una disciplina muy afín con sus perspectivas artísticas. Además se define a sí mismo como un freaky loco multi artista, de hecho lo de Grey no viene por las dichosas novelas de E.L. James sino por su conexión comiquera con la Jean Grey de la división telépata de los X-Men

Quedamos con Edson unos días antes de su próximo espectáculo ‘Nada por aquí’ en el  Café Siete de La Laguna, un espacio en el que se siente muy a gusto ya que es el lugar que lo vio nacer como artista y al que le debe gran parte de lo que es hoy en día.

Lagenda.- Oye Edson, ¿qué es esto del mentalismo?¿Es tan serio como lo pintan?
Edson Grey.- Bueno, a lo que yo hago prefiero llamarlo magia mental. Es un tipo de magia en el que no se utiliza ningún tipo de objeto, tan solo lo que hay dentro de la cabeza del público. Muchos se sienten cohibidos porque no a todo el mundo le gusta que le lean la mente, pero es un show muy entretenido y lleno de humor. 

L.- Suponemos que es un espectáculo para estar concentrado. ¿Cómo logras que la gente aguante entera una propuesta de estas características?
E.G.- Afortunadamente tengo otras habilidades como actor que lo convierten en un espectáculo ágil. Al ser monologuista controlo la comunicación, la comedia, la mímica… Pero sí, es un ratito en el que el público debe de estar muy atento y pensar, no es un show para cualquiera que busque entretenerse, voy más allá e intento dar un plus. La tele ha impuesto que los magos y los monologuistas hagamos números mediocres y lo peor es que el público se contenta con ellos. Yo suelo echar la bronca a la audiencia de vez en cuando, recordándoles que deben ser críticos y demandar una oferta de calidad.

Edson Cartel Siete

L.- Pues eso es una gran diferencia con la magia tradicional ¿No te da miedo de meterte en las cabezas de las personas y lo que puedas encontrar allí?
E.G.- Sí, los magos somos muy celosos de nuestros secretos, aunque me encantarían que otros pusieran mis trucos a prueba para ir teniendo otras perspectivas y posibles fallos en mi sistema. Hay un respeto, pero más que eso también un desencanto con la naturaleza humana. Creo que hay cosas y conductas a las que no se le debería prestar atención. Muchos se ofenden, hay gente que incluso me miente en el escenario y de hecho tuve cierta paranoia al principio pensando que todos me querían mentir. Entiendo que el hecho de que te puedan leer la mente pueda generar rechazo, por eso en mis shows maquillo esta posible incomodidad con magia, pero también con humor, crítica… y ciencia, claro. Los números que hago con esta magia mental tienen todos su explicación y de hecho los explico en público. Me gusta que la gente salga del espectáculo sabiendo que lo que ha visto es algo totalmente explicable.

L.-¿Se puede leer la mente de cualquier persona?
E.G.- Sí, en esto es un poco como la hipnósis, si vienen predispuestos a dejarse leer, los podré leer. Muchas veces se trata de que sea el propio cerebro quien se convenza a sí mismo. Hay algo de programación neuro lingüística, micro expresiones,… Para hacer bien esto he tenido que empaparme  y leer todo lo que he podido sobre este tema. De ahí también el esfuerzo que estoy haciendo por poder estudiar psicología.  

L.-¿Crees que se puede llevar más allá este concepto de magia mental?¿Tiene su propia evolución?
E.G.- Sí, claro. Ten en cuenta que este concepto del propless mentalism en el que no se utilizan objetos está todavía en pañales. La magia tradicional tiene cinco conceptos básicos con los que realizar miles de números. La magia mental de momento solo tiene dos, así que solo nos queda evolucionar. Aún así es un tipo de espectáculo muy consistente que se hace en muchos lugares. En Chile por ejemplo está Juan Esteban Varela un enorme profesional y maestro haciendo un grandísimo trabajo. Fíjate que él define este tipo de metalismo como un evento para invidentes porque no hace falta mirar al mago para sorprenderte. 

L.-Pues muy bien. ¿Qué le dirías a nuestros lectores para animarlos a ir el próximo 11 de abril a ver tu ‘Nada por aquí’ en Café Siete?
E.G.- Que el sábado vengan a disfrutar de una experiencia que seguramente nunca han tenido. Que vengan a experimentar la sensación de que alguien se mete en tu cabeza y que además podrán irse con una idea de por qué ocurren determinadas cosas en nuestro cerebro.

Como habrán podido leer Edson estará este sábado 11 de abril en Café Siete. La actuación será gratuita y comenzará a las 21:30. Déjense sorprender.